Etiquetas

, , , , ,

¿Has estado alguna vez en el estudio de un diseñador? Esta semana estuve en el Atelier de Aurelia Gil y la verdad es que ha sido de las mejores experiencias de shopping que he vivido hasta la fecha. Por supuesto, nada que ver con las rutinarias jornadas de compras a pie de calle.

¿Por qué Aurelia Gil? He de confesar que desde que vi la primera Colección de la diseñadora, me fascinó. En ese momento me encontraba viviendo fuera de Gran Canaria, pero gracias al universo Internet pude ir siguiendo sus creaciones según fue presentándolas tanto en Valencia como en Moda Cálida y la verdad es que no dejaban de sorprenderme. Tanto que puedo decir que hoy por hoy es mi favorita del panorama canario del diseño de Moda.

En una de mis visitas a la isla, me acerqué al store que en un principio tuvo en la calle Domingo J. Navarro. Recuerdo que tenía en el escaparate uno de los looks que más me llamaron la atención de la Colección que acababa de sacar a la venta, Future??. Me sentí como una niña pequeña frente a la vitrina de una heladería.

Poco tiempo después y ya de vuelta a Las Palmas definitivamente, he podido asistir a diferentes eventos en los que desfilaron sus diseños, hecho que por fin me ha dado la posibilidad de apreciar las creaciones correctamente e in situ (¡como debe ser!). El último al que fui fue Fashion & Friends by Gran Canaria Moda Cálida, donde no solo tuve el placer de asistir a la pasarela y ver dos veces la actual Colección, Impressions P/V 2014, sino que también tuve la oportunidad de ver y tocar prendas de aquellas colecciones anteriores que en su momento solo pude ver en fotos. Ese fue el instante exacto en el que reafirmé mi criterio: la combinación de texturas, los acabados, los cortes, la forma de tratar los materiales, las ideas,… son espectaculares.

Sabía que las prendas de Aurelia Gil son cómodas, tanto por los materiales que usa como por la forma en que las llevan las modelos, así que tenía que probármelas y terminar de comprobar lo que mis ojos y mi tacto me habían revelado hasta el momento. Por tanto, me decidí a visitar su Atelier, en la calle General Bravo, y de paso comenzar a confeccionar mi carta a Santa Klaus.

La experiencia fue genial. Nada más entrar al estudio ya se respiraba artesanía y dedicación. Diseños mimados al máximo, cuyas puntadas desvelan un muy cuidado y arduo trabajo. Todo un regalo para la vista y el tacto. Y creedme cuando os digo que son cómodos y versátiles. Son prendas que están pensadas para que las puedas combinar con lo que quieras y poder darles el toque de tu estilo propio. Un lugar en el que elegancia, adaptabilidad y comodidad se unen para vestir a la mujer urbana, la que al fin y al cabo somos todas.

El tiempo voló sin darme cuenta. Diría que hasta me sentí un poco como definía Audrey Hepburn, en Desayuno con Diamantes, sus visitas a Tiffany’s: en el Atelier de Aurelia Gil “siento que nada malo puede ocurrime allí”. Eso sí, con la diferencia de que yo no volví a casa con las manos vacías. ¡Es imposible!

Ciertamente, esta ha sido una experiencia para repetir y que recomiendo a todas las que estéis interesadas en obtener prendas exclusivas y de calidad. El trato ha sido excepcional y además he aprendido muchas cosas. Siendo asesora de imagen, el punto de vista de un diseñador siempre tiene muchísimo que aportarte y el de Aurelia Gil, desde luego, ha sido muy enriquecedor. ¡Gracias, Aurelia!

Anuncios